Trucos de jardinería para un jardín perfecto
El mundo de la jardinería es tan amplio que podría pasarme horas y horas escribiendo y no terminar nunca de darte consejos o de explicarte cómo se hace esto o aquello. Hoy me gustaría darte unos cuantos trucos de jardinería para que consigas un jardín perfecto, todos ellos tienen que ver con el cuidado de las plantas. Toma nota:

– La jardinería es muy recomendable para personas que sufren ansiedad, depresión o estrés ya que las plantas influyen de una forma muy positiva en el estado anímico de las personas.

– Estudia los diferentes microclimas que hay en tu jardín para poder sacarle el máximo partido a cada una de las plantas o árboles que pongas en ellos. Analiza también las zonas de sol y de sombra para elegir las plantas en función de ello.

– Lo mejor es que utilices árboles y arbustos que sean de hoja perenne para que en invierno no se vea el jardín desierto a causa de la caída de las hojas.

– El otoño es una de las mejores estaciones del año para hacer una renovación en tu jardín y sustituir las plantas que se han estropeado con el calor del verano o cambiar las que tienes plantadas para darle un aire diferente al jardín en la época del año en la que llega el frío.

– Antes de plantar un árbol lo mejor es que claves un tutor en el fondo del hoyo para poder tener el árbol entutorado.

– En cuanto a los riegos generales, donde se está a pleno solo siempre hay que regar más que en la zona de sombra, además de que es mejor regar durante las horas del día más frescas ya que la evaporación es menor (esto es por la mañana temprano o al atardecer, cuando el sol ya no es fuerte).

– Utiliza la hierba cortada, las hojas y otros materiales que consigas de plantas muertas para hacer un compost, lo cual te ayudará a devolver los nutrientes al suelo y la estructura de la planta mejorará y tendrá mucha más vida.

– Para prevenir las malas hierbas puedes poner en el suelo bajo de arbustos y árboles una capa de corteza de pino, restos de la siega del césped o grava, que es lo que se llama hacer un acolchado o mulch y que además te ayudará a conservar la humedad del suelo.