Trucos para trasplantar plántulas sin problemas
A veces, cuando se es un jardinero principiante hay algunas cosas que se olvidan pero que son importante tenerlas en cuenta como es el caso de trasplantar sin problemas los cultivos que se han hecho. Lo habitual es que cuando se siembran las semillas se haga en un lugar pequeño, lleno de tierra pero que no sea en el suelo directamente. Es decir, las plantas empieza a crecer en pequeños recipientes.

Pero cuando las plantas empiezan a crecer un poco, empezarán a necesitar otra serie de características en su lugar de crecimiento para que sus raíces puedan crecer sin problemas, por lo que cuando veas que las hojas empiezan a tener forma y que sus raíces necesitan más espacio para crecer, tendrás que trasplantarlas. Hay formas simples de hacerlo pero muy eficaces. No pierdas detalle.

Llena la maceta

Primero tendrás que escoger cuál es el lugar donde quieres pasar tu planta, por lo que si es una maceta tendrás que llenarla de tierra y alimento para tu planta. Además, antes de trasplantar a tu planta tendrás que asegurarte que la tierra está humedecida y que tiene un sistema correcto de drenaje del agua. En el centro de la tierra tendrás que hacer un agujero para poder hacer el trasplante.

Ve con cuidado

Con un pequeño palito levanta con cuidado una hilera de tierra y así podrás desenterrar la planta con suavidad y sacarla con cuidado. Después de levantar la hilera de tierra y antes de desenterrarla, tendrás que coger la plántula que quieres trasplantar con mucho cuidado por las hojas e insertar su raíces en el agujero sin molestar demasiado a planta.

Trucos para trasplantar plántulas sin problemas
Si la planta tiene el tallo largo, puedes hacer el agujero más profundo en la tierra para que quepa mejor y pueda crecer sin problemas. Si tienes más de una planta para trasplantar tendrás que repetir esta acción tantas veces como sea necesario hasta que tengas todas las plantas en sus nuevas macetas.

Riega ligeramente

Cuando ya tengas todas tus plantas trasplantadas tendrás que regar ligeramente las plantas en su nuevo hogar, con un pequeño riego. Deberás asegurarte de apuntar la fecha de la siembra y la fecha del trasplante para poder tener un buen seguimiento de la evolución de tus plantas. Coloca las plantas durante 24 horas en la sombra para que se recuperen y después no dudes en ponerla de nuevo para que coja toda la energía solar que necesita.

¿Conoces alguna forma más sencilla para hacer un trasplante de las plántulas?