Trucos para una floración rápida y abundante
A todos nos gustaría que nuestra plantas florecieran más y más rápido, pero a menudo no sabemos cómo hacerlo y simplemente esperamos y esperamos dándoles unos cuidados básicos que a menudo no son suficientes.

En realidad, no es demasiado fácil conseguir que las plantas y los arbustos tengan una floración más abundante y duradera; sin embargo, sí que existen una serie de trucos para conseguir esto y para evitar que las plantas pierdan la flor.

Como ya sabemos, lo esencial es plantarlo en un lugar adecuado a sus necesidades climáticas y de luz y mantener un buen abono y riego siempre en función de cada planta en concreto. Además de esto, podremos pinzar sus tallos y cortar los extremos de aquellas raíces que se encuentran en crecimiento para crear más tallos, pues a mayor cantidad mayor floración (aunque es posible que el tamaño sea más pequeño de lo que esperábamos).

Sin embargo, recortar el sistema de raíces supone también un perjuicio para la planta, que se verá afectada con una menor cantidad de nutrientes. Para compensarlo, es necesario que le apliques nutrientes extra a través de abonos líquidos de acción lenta.

También debes cortar aquellos tallos o flores marchitas, pues mientras siguen en su lugar la planta continúa enviando parte de sus nutrientes a estas zonas con el objetivo de devolverles a la vida (cosa que probablemente no ocurrirá).

Además, las partes marchitas de la planta desprenden un olor que atrae a las plagas, por lo que es de suma importancia cortarlas también para protegerlas.

Para cortarlas, quita las flores desde el pedúnculo (el tallo que las une a la planta) para estimular las floraciones que vendrán más adelante.

Son acciones efectivas, fáciles y que no te tomarán mucho tiempo.