Un buen truco para conservar la humedad en las plantas
¿Sabías que la presencia de una segunda planta en una maceta puede tener consecuencias muy positivas para los ejemplares? Sí, ya sabemos que lo habitual es colocar una planta por maceta, pero de esta manera, al estar aislada, el ejemplar pierde humedad de forma mucho más fácil que si compartiera el espacio con otros ejemplares, ya que una gran parte del agua del riego se evapora y no es aprovechada por ella.

Por eso, si pones dos plantas en una misma maceta podrás ayudar a crear un microclima que permite aprovechar más y mejor el agua de riego y la humedad del ambiente. ¿Quieres más detalles sobre el tema? ¡Pues atento a lo que te contamos a continuación!

Mantener la humedad

Como te acabamos de comentar, colocar una planta secundaria en la maceta puede ayudar a mantener un mayor nivel de humedad en ese espacio, lo que favorecerá a la planta con la que comparte tiesto. Además, si se pones varias macetas juntas, el efecto se multiplica, ya que las plantas en conjunto crean microclimas que favorecen su crecimiento y desarrollo.

Un buen truco para conservar la humedad en las plantas

Características de las plantas secundarias

Es importante que las plantas secundarias no sean demasiado grandes para que la maceta no se quede pequeña o el sustrato sea insuficiente para ambas. Además, es más conveniente por una cuestión estética.

Por otro lado, no deberá tratarse de una especie muy invasiva, ya que se apropiará de los recursos y nutrientes del suelo. Y respecto a la estética, además del tamaño se deberá tener en cuenta los colores y el resto de características para que combinen. Ten en cuenta que quedan bien los contrastes: una planta de hojas grandes con una de hojas pequeñas, una especie alta con una baja, una monocromática y otra de varios colores…