Usos de las cáscaras de huevos en el jardín
Muchas personas lo desconocen, pero hay algunos elementos que desechamos todos los días en la cocina que nos pueden servir para nuestro jardín. Ya te enseñamos en una ocasión a utilizar el café en los cultivos, pero hoy queremos hablarte de otro elemento: las cáscaras de los huevos.

Sí, has leído bien. Las cáscaras de los huevos que has utilizado para hacer esa tortilla de patatas y que normalmente van a la basura inmediatamente después de terminar la receta, son súper beneficiosas para el suelo de tus plantas. ¡Te damos todos los detalles a continuación!

Fertilizante

Las cáscaras de los huevos están formadas por un 93-97% de carbonato de calcio y aportan nitrógeno y ácido fósforo, elementos muy beneficiosos para el suelo. Sabiendo estas propiedades, ¿Cómo podemos utilizar las cáscaras en beneficio de tu jardín? ¡Pues muy sencillo! Pues usarlas como fertilizante. Solo es necesario que las enjuagues y las seques, las tritures y las mezcles directamente al suelo.

Usos de las cáscaras de huevos en el jardín

Contra caracoles y babosas

Además, las cáscaras de huevos son ideales para combatir la invasión de caracoles y babosas en el jardín. Para lograrlo, deberás aplastar ligeramente las cáscaras dejando bordes afilados y ásperos y distribuir los trozos alrededor de las plantas. De esta manera, ni las babosas ni los caracoles podrán cruzar esta línea para llegar a tu jardín, ya que tienen las partes inferiores suaves y no les gusta pasar por encima de bordes afilados.

Compost

Por último, puedes utilizar las cáscaras de huevos como compost. Como sabes, el carbonato de calcio es importante para equilibrar la acidez del suelo y las cáscaras están llenas de esta sustancia, por lo que pueden usarse perfectamente para esta finalidad. Solo tendrás que secar las cáscaras, triturarlas en pequeños trozos y añadirlos al abono.