Utilizar abonos foliares
Los abonos foliares son una excelente alternativa a los más conocidos, siendo además muy eficaces. Estos fertilizantes se utilizan como complemento a los fertilizantes comunes, ayudando así a que aumente su eficiencia y mejore la salud de la planta. No se pueden utilizar como única forma de abono ya que el suelo no recibiría los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo de la planta. Los abonos normales tardan un poco en llegar a la tierra, y lo que hacen los foliares es que ayudan a que lleguen antes y se aprovechen los nutrientes más en la planta que en el suelo.

Al elegir un abono foliar es muy importante que tengas en cuenta las necesidades de nutrientes que tienen las plantas, ya que no todas son iguales, así que algunas necesitan más nutrientes que otras. Un fertilizante que es perfecto para una especie en concreto, podría ser perjudicial para otra, así que es lo primero que debes tener en cuenta al comprar uno.

Cómo aplicarlo

Debes diluirlo con agua antes de aplicarlos ya que el fertilizante podría quemarse si no lo haces. Tienes que aplicarlo en el momento en el que las plantas vayan a beneficiarse más, que es siempre cuando las temperaturas son más frescas y hay algo de rocío en las hojas. El mejor momento para hacerlo es por la noche o por la mañana bien temprano ya que es cuando las hojas están algo húmedas, estando así su estoma abierto, lo que hará que absorba muy bien los nutrientes.

Utilizar abonos foliares
Nunca apliques los abonos foliares durante el día, especialmente si hay sol o hace calor ya que perderá su eficiencia, con lo que no valdrá de nada que lo hayas aplicado. Además, la planta puede sufrir graves daños si lo recibe durante la fase de sol. Por último, es recomendable que te asesores bien en una tienda especializada para poder saber qué abono foliar debes comprar y en qué plantas lo debes aplicar.