Variedades de la uva en España
La parra no es solamente uno de los ejemplares más decorativos y con más encanto para nuestros jardines sino que además nos regala deliciosos frutos de consumo habitual en los hogares españoles: La uva.

Hace poco te contábamos algunos de los consejos de mantenimiento más usuales de estas plantas, pero también te advertíamos de la existencia de distintas variedades a cuyas características deberías adaptarte.

A continuación te dejamos un rápido repaso de las variedades más habituales en nuestro país.

Como decíamos, evidentemente no existe una sola especie de parra sino que hay múltiples opciones que puedes cultivar en tu propio jardín, algunas de ellas para la obtención de vino y otras para consumo fresco. Diferenciadas por la época de recolección en la que se toman en tempranas, de media estación y tardías, las uvas más cultivadas en España son las siguientes:

– Moscatel de Málaga: Es un tipo de uva blanca que se usa para hacer vino, para comer fresca y para pasas. Es una variedad temprana que madura durante el verano.

– Rosetti: Uva blanca de recolección temprana que madura de junio a agosto.

– Ohanes: Es una especie vigorosa que no obstante no ofrece frutos de demasiada calidad. A diferencia de las anteriores, esta especie madura en los meses de frío de octubre a diciembre.

– Cardinal: De maduración precoz, esta uva de origen californiano es oscura y se produce en todo el mundo. Madura de julio a agosto.

– Aledo: Madura de septiembre-diciembre.

– Don Mariano: Madura de octubre a diciembre en zonas del este del país y es de tipo oscuro.

– Chelva: Generalmente utilizada para la producción vinícola, esta uva de mediana calidad madura los meses de agosto y septiembre.

Y tú, ¿cuál de ellas cultivarías en tu jardín?