Ventajas de las plantas artificiales
En Jardín Plantas siempre vamos a animarte a que cultives y cuides plantas naturales. Sin embargo, entendemos que hay personas que por diferentes motivos (falta de tiempo, falta de espacio, alergias…), no pueden tener ejemplares naturales en casa. Para ellos, una buena solución son las plantas artificiales.

Lógicamente, este tipo de plantas carecen de los principales encantos de los ejemplares naturales, como el aroma o la satisfacción de ver cómo responden a tus cuidados. Sin embargo, también tienen algunas ventajas con respecto a las naturales. Te hablamos de ellas a continuación.

No requieren cuidados

En primer lugar, es importante señalar que no necesitan de casi ningún cuidado, algo ideal para las personas que no disponen de apenas tiempo. Lo único que se debe hacer es limpiarlas con frecuencia para quitarles el polvo y otros tipos de suciedad. Con agua y jabón será suficiente. Además, es importante evitar su exposición directa al sol para que no pierdan el color.

Ventajas de las plantas artificiales

Decorar con cualquier especie

Gracias a las plantas artificiales no tendrás que preocuparte de si las especies que te gustan son de interior o exterior, si toleran la mucha o la poca humedad, si pierden las hojas en invierno… Además, puedes mantenerlas guardadas y sacarlas cuando más te apetezca.

Sin insectos ni alergias

Otra de las grandes ventajas de las plantas artificiales es que no generan la presencia de insectos u otros organismos, además de las posibles alergias que pueden afectar a la salud de las personas.

Una opción más económica

Por último, hay que señalar que, en general, las plantas artificiales son más económicas que las naturales. Eso sí, es importante evitar modelos de baja calidad, a los que se les note demasiado que son artificiales.