Ventajas e inconvenientes de regar con manguera
La primavera es la época en la que nuestro jardín comienza a despertar de su letargo invernal y lo más importante es la humedad que necesitan para comenzar a crecer otra vez. Y es que el agua sacia la sed de la hierba y le proporciona casi todos los nutrientes esenciales que se disuelven en ella.

En el mercado existen diferentes tipos de riesgo para nuestros jardines, aunque básicamente se utilizan tres: el riego con manguera, el sistema de riego tecnificado por aspersión y el riego por goteo. Sin duda, el primero de estos es uno de los más usados en España. Por eso, el otro día quisimos darte unos cuantos consejos para regar con manguera y hoy vamos a hablarte sobre sus ventajas e inconvenientes.

Ventajas

Aunque existen muchos detractores del uso de la manguera, lo cierto es que esta herramienta te da la oportunidad de saber cuánta agua le están aportando a la planta y de regarla en muy poco tiempo con gran cantidad de agua. De hecho, es una de las formas más usadas para jardines con árboles frutales o plantas que necesitan de mucha agua.

Ventajas e inconvenientes de regar con manguera
Por otro lado, con la manguera puedes cubrir una gran extensión, aunque conlleva su tiempo llegar a regarlo todo. Además, te permite regar los rincones más escondidos, proporcionando a las plantas todo el agua que necesitan.

Desventajas

Sin embargo, regar con manguera también tiene algunos inconvenientes. Por ejemplo, requiere su tiempo, ya que tendrás que ir de un sitio a otro tirando de la manguera para regarlo todo. Además, supone tener la manguera en la mano durante muchas horas, lo que finalmente acaba cansando.

Ventajas e inconvenientes de regar con manguera
Por otro lado, no consigue una buena uniformidad, ya que en unos sitios cae más agua que en otros. Por si fuera poco, se genera un gasto innecesario y descontrolado de agua, ya que con el riego con manguera solo se aprovecha el 40% de cada litro de agua que se utiliza y el resto se pierde.