Verduras que pueden crecer en macetas
Hay muchas personas que se resisten a cultivar verduras porque piensan que sólo pueden hacerlo en un huerto grande, pero nada más lejos de la realidad, son muchas las verduras que pueden crecer perfectamente en macetas grandes o contenedores. Quizá no crecerán tanto como lo harían en un huerto, pero un recipiente puede ser muy productivo, sobre todo cuando no tienes espacio para más.

Cualquier variedad de verduras puede ser cultivada en un recipiente, pero las plantas compactas lo harán mucho mejor. Las empresas de semillas son conscientes que las personas cada vez tienen menos espacio en sus hogares para poder plantar cultivos en huertos y por eso cada vez salen con nuevas variedades de plantas hortícolas aptas para el cultivo en espacios pequeños.

Zanahorias

Las zanahorias largas necesitan por lo menos dos meses o más para madurar, y hacerlo en un contenedor o maceta puede ser una faena tediosa. Sin embargo, hay dos opciones para que sea algo más fácil: que las semillas se cultiven en macetas de flores grandes o escoger unas semillas de zanahorias de crecimiento rápido (las zanahorias bebé redondas). Las zanahorias crecen mejor con temperaturas frescas en primavera o en otoño. Las plántulas deberán tener un riego semanal regular para que las raíces se endurezcan. Deberás tener una maceta de por lo menos 24 centímetros de profundidad.

Verduras que pueden crecer en macetas

Berenjenas

Una berenjena puede crecer en macetas, necesitará temperaturas cálidas, incluso por la noche… por lo que la plantación en un contenedor oscuro será una buena opción para que pueda mantener el calor. También puedes poner la maceta o el contenedor donde dé el sol o en una superficie dura. Lo mejor es que este cultivo te ayudará a controlar las plagas comunes como los gusanos de alambre.

Cuando las plantas empiezan a dar sus frutos deberás ver cómo empiezan a pesar. Para evitar que las ramas se partes puedes volcar el recipiente un poco para poder equilibrarlos. Las variedades de berenjenas más delgadas puedes recogerlas aunque no estén muy grandes porque estarán ricos igual. En el caso de las berenjenas es mejor que tengas una planta por maceta.

Pepinos

Los pepinos suelen crecer en grupo y hay variedades enanas que son perfectas para que crezcan en macetas o contenedores. Puedes extenderse bastante por lo que si optas por un contenedor o una maceta que tenga por lo menos 30 centímetros de fondo y que sea todo lo ancho que quieras, mejor que mejor. Las macetas pueden ser algo pesadas y deberás evitar que se vuelven mediante un recipiente más grande que haga de soporte. Las hojas de los pepinos pueden ser susceptibles a enfermedades por hongos, por lo que es necesario que donde estén los pepinos siempre haya una buena circulación de aire.