El vinagre, el ácido acético y las malas hierbas
El vinagre es conocido como un herbicida eficaz y barato. A pesar de que el vinagre se ha mostrado que tiene buenos resultados, la realidad es que no funciona igual de bien en todas las malas hierbas que puedas encontrarte en el jardín. El vinagre será eficaz dependiendo del tipo de maleza que tengas, de la edad que tenga y de la concentración del ácido acético que hay en el vinagre.

El vinagre de cocina es una solución que tiene un ácido acético del 5%, pero existen otras soluciones con concentraciones más fuertes como del 15, del 20 y hasta del 30% y también están disponibles en la venta al público y funcionan bien para matar las malas hierbas, pero siempre deberán usarse con cuidado ya que igual que pueden quemar las plantas, pueden dañar tu piel y tus ojos.

Todas las concentraciones de ácido acético, incluyendo el vinagre de uso doméstico, deberían hacer que las malas hierbas se vuelvan marrones (se sequen y se mueran) en unas 24 horas horas aproximadamente. Pero debes tener en cuenta que en ocasiones las raíces a menudo no se matan por completo y pueden volver a aparecer a las pocas semanas. Es por eso que deberás asegurarte de que tienes una concentración suficiente para que las malas hierbas no vuelvan a crecer.

El vinagre, el ácido acético y las malas hierbas

Ácido acético y vinagre

El ácido acético se crea por la fermentación de alcohol y el vinagre de cocina tiene una solución del 5% de ácido acético a partir de la fermentación de productos vegetales como las uvas y las manzanas. Hay fuertes concentraciones de ácido acético disponibles incluso si se han creado de forma sintética. Cualquier vinagre contiene ácido acético, pero no todo el ácido acético es vinagre.

Si el ácido acético en el producto es creado por la destilación o congelación – evaporación de fuentes vegetales, como el vinagre de cocina o concentraciones más fuertes, se pueden vender para conservas caseras y se puede considerar como un producto orgánico.

El vinagre en el suelo

El vinagre al ser un ácido puede bajar el pH del suelo un poco, aunque es un efecto temporal. El ácido acético que se descompone rápidamente en el agua puede borrarse y no tendrá un impacto demasiado negativo ya que cualquier residuo puede desaparecer después del primero riego o de la lluvia.

El vinagre, el ácido acético y las malas hierbas

Cómo utilizar el ácido acético como herbicida

El vinagre no está etiquetado para usarlo como un herbicida ni tampoco como un plaguicida, por eso no es fácil encontrar a personas que recomienden su uso. Sin embargo, puedes experimentar para ver los resultados ya que el vinagre de cocina funciona bien sobre las malas hierbas más jóvenes. Son muchas las personas que han probado su eficacia.

Es tan fácil como pulverizar directamente sobre las malas hierbas y tratarlas mojándolas del todo pero sin que lleguen a chorrear. No pulverices las plantas con si parece que va a llover o si vas a regar, porque entonces estarás haciendo que el ácido acético no haga nada porque desaparecerá por completo.

El vinagre, el ácido acético y las malas hierbas
También deberás evitar rociar cualquier herbicida en días de viento para evitar que el producto caiga en otras plantas que no quieres matar. También puedes echar vinagre en las malas hierbas que crecen entre las baldosas de tu jardín, en la acera de tu casa o en cualquier lugar donde no deben salir las hierbas. Si se recuperan y vuelven a nacer deberás rociarlas un par de veces cada dos días hasta que acabes con ellas del todo.

Recuerda que si utilizas un vinagre con un concentrado mayor deberás usarlo con mucho cuidado y además protegerte los ojos y la piel. Otra opción es utilizar herbicidas comerciales que conozcas en el mercado.