Zonas que no sirven para plantar
Aunque pueda parecer que cualquier lugar es bueno para poner una planta, lo cierto es que no es así, y tanto en espacios exteriores como en interiores hay zonas en las que no es bueno plantar por diferentes motivos. Es por eso que hay que estudiar al detalle cualquier zona de la casa para poder elegir la mejor especie para ese lugar, para lo cual influirán factores como la iluminación.

A la hora de elegir una ubicación se suelen tener en cuenta factores como la exposición al sol o las condiciones del suelo, pero también otros como los canalones, ya que si los hay encima de donde ubicarás la planta, puede ser perjudicial. Las zonas en las que hay canalones suelen ser muy húmedas, así que se suele generar moho en la pared por la que cae el agua, lo que hace que no sea un lugar propicio para el desarrollo de plantas.

Zonas obstruídas

Tanto las zonas en las que hay canalones como en las que hay tuberías suelen obstruírse, lo que puede hacer que el agua no fluya con normalidad y cuando salga lo haga en gran cantidad, estropeando así cualquier planta que pudiera haber en esa zona. Es obvio que no se cultivan plantas justo en los canalones o tuberías, pero sí se pueden poner debajo, así que deben limpiarse con frecuencia para que no se obstruyan ni “escupan” suciedad que perjudique las plantas.

Otras zonas

Zonas que no sirven para plantar
También es importante saber qué otras zonas no son adecuadas, que ya serán aquellas que no cumplan con las características que necesite cada especie en concreto. Por ejemplo, si vas a plantar un ejemplar que necesite una buena iluminación, está claro que no podrás ponerlo en una zona de sombra. Además, también es recomendable huir de zonas ventosas, especialmente durante la fase de desarrollo y crecimiento de la planta y tanto en exteriores como en interiores.