El cactus erizo o el asiento de la suegra
El cactus erizo o el asiento de la suegra es uno de los cactus más populares que existen. Destaca por un gran tamaño en forma de barril y que ayuda a decorar cualquier terraza o jardín. Puede llegara a alcanzar el metro de altura y vivir cerca de 100 años.

Si quieres saber más de esta fantástica especie de cactus originaria de la zona de México, no pierdas detalle y toma buena nota de los cuidados que exige.

Características generales

Como ya he indicado más arriba, el cactus erizo tiene un gran tamaño y al igual que la mayoría de cactus está cubierto por numerosas espinas. Hay que tener mucho cuidados con ellas ya que las del centro pueden llegar a superar los 5 centímetros. Durante los meses de verano el asiente de la suegra suele florecer siempre y cuando reciba mucha luz del exterior. Dichas flores tardan mucho en salir y apenas duran unos días. Al ser un cactus no necesita mucha agua para poder vivir y aguanta perfectamente las altas temperaturas del verano. Se trata de una planta que necesita mucha luz del exterior para poder crecer perfectamente. En cuanto al frío no lo aguanta bien por lo que es conveniente resguardarlo en el interior de la casa. Las macetas ideales para este tipo de planta son las anchas y las que tienen poca altura.

Cuidados

Como es un suculenta el sol es perfecto para que no tengas problemas en su desarrollo. El mejor sustrato es uno especial para los cactus que no retenga demasiada agua. Por lo tanto en en el tema del riego debe ser cuidadoso ya que demasiada agua puede dañar seriamente el cactus. Durante los meses de verano el riego debe ser de una vez por semana mientras que durante el invierno el riego debe ser el mínimo. Desde la primavera y hasta finales de verano debes abonar el cactus erizo para conseguir que vaya creciendo mucho más rápido. Puedes usar un abono especial para cactus y añadirlo al agua del riego cada tres o cuatro semanas. El cactus erizo es una planta de zonas cálidas por lo que puede estar en el exterior sin muchos problemas.

El cactus erizo o el asiento de la suegra

Enfermedades

Al ser una suculenta debes evitar en todo momento el exceso de humedad de la tierra ya que en tal caso el cactus se acabaría pudriendo por la aparición de los temidos hongos. En el caso de que aparezca algún que otro bicho como la cochinilla o el pulgón basta con eliminar los mismos con un poco de alcohol. De todas maneras, el cactus erizo no es una planta que sea demasiada susceptible de padecer enfermedades y plagas.

Reproducción

El cactus erizo se puede reproducir de manera muy sencilla mediante semillas que pueden empezar a germinar en apenas una semana. Dicha reproducción hay que hacerla durante los meses de primavera y verano y con la maceta en una zona de sombra. Debes usar un tipo de sustrato que permita un buen drenaje y bastante suelto, de esta forma en un par de años ya podrás disfrutar de un cactus de unos 15 centímetros. La reproducción también la puedes hacer a través de la técnica del esqueje, con la humedad necesaria el cactus irá generando sus propias raíces y podrás disfrutar de un ejemplar de las mismas características que la planta madre.

Estos son algunos de los cuidados que debes tener en cuenta a la hora de disfrutar del famoso cactus erizo o asiento de la suegra. Un tipo de suculenta que no exige demasiado y que te servirá para decorar la zona de tu terraza o de tu jardín.