Eléboro, la rosa de Navidad