La hiedra, una trepadora para todo el año