Pollia condensata, la planta más brillante del mundo