hojas

Limpieza de las hojas de las plantas
Cuando nos preocupamos de los cuidados de las plantas siempre empezamos por estar pendientes del riego, de la luz, humedad, abono y un par de cosas más. Algo muy importante que no tiene en cuenta mucha gente es la limpieza de las hojas, imprescindible para poder mantenerlas sanas y con buena estética.

Cuando las hojas se ensucian suelen cubrirse de un polvillo y suciedad, lo que provoca que absorban menos luz y que la fotosíntesis sea menos eficiente de lo que debería. A continuación te doy unos cuantos consejos para limpiar las hojas de las plantas y que así puedas tenerlas siempre perfectas. Toma nota:
Seguir leyendo

Cómo mantener el color de las hojas
Una planta bonita es aquella que nada más verla nos transmite energía y que da luz y color a los ambientes. Para que una planta variegada pueda lucir de esta manera, sin embargo, debemos saber conservarla bella, sana, y con un intenso color que llame la atención en el brillo y los contrastes cromáticos de verdes y amarillos.

Aunque las plantas pueden tener problemas derivados de las temperaturas, la intensidad y el colorido de las hojas no suele depender de esto sino de ciertos cuidados a los que a menudo no damos demasiada importancia.
Seguir leyendo

La ‘oreja de elefante’, una preciosa planta decorativa
Probablemente el nombre de ‘oreja de elefante’ no te diga nada en el mundo de las plantas, pero seguro que una vez veas su imagen la recordarás.

Esta planta decorativa es también conocida como marquesa o colocasia, y se reconoce sobre todo por las enormes hojas ovales en forma de corazón o de flecha de márgenes ondulados que pueden ser más vistosas incluso que las flores que crecen en la planta. De hecho, se dice que es incluso recomendable cortarlas en el momento que aparecen para enviar así todos los nutrientes de sus raíces a sus hojas y no a éstas.
Seguir leyendo

limpiar-jardin-1

La limpieza del jardín es aconsejable para que éste muestre un aspecto ordenado. Además, la higiene ayuda a prevenir la aparición de plagas y enfermedades. Otoño e invierno, cuando la actividad del jardín es menor, son las mejores épocas para realizarla. Hay que arrancar las malas hierbas y plantas agotadas y quitar las hojas caídas. También es necesario revisar los tiestos de la terraza, cambiando los que estén deteriorados, así como el invernadero y el estanque.
Durante el otoño el césped, pero también otros rincones del jardín, se llenan de hojas caídas de los árboles. Además de antiestéticas, son perjudiciales, ya que dan cobijo a plagas y pueden asfixiar a plantas pequeñas, que se quedan sin luz. Para eliminarlas hay diversas herramientas. Así, en el césped, una segadora giratoria con las cuchillas bien altas las recogerá y convertirá en polvillo. Los aspiradores de jardín alcanzan todos los rincones. Algunos trituran el material, lo que facilita su descomposición. Los cepillos son ideales para limpiar caminos y senderos. En pequeñas cantidades, las hojas se pueden mezclar con otros desechos en la pila del compost pero, si son muchas, lo mejor es depositarlas en un bidón o bolsa de plástico agujereadas para elaborar mantillo.
Una adecuada ubicación mantendrá el estanque sin problemas, pero al menos una vez al año hay que limpiarlo y reparar los desperfectos. Para que no caigan las hojas al agua, se protegerá con una malla de entramado fino. También se pueden retirar con una red de pesca. Hay que recortar de forma periódica las plantas sumergidas, así como eliminar las maleza (algas). Si son muchas, lo mejor es aplicar un alguicida. En invierno, se retirará la bomba y se guardará hasta la primavera.
Las cañas de bambú se deterioran después de una o dos temporadas de uso. Para que duren más hay que quitarles la tierra y cepillarlas con una jabón doméstico o para jardín. Luego se secan y se introducen los extremos que han estado en contacto con la tierra en un cubo con conservante para madera durante una noche. Se atan en grupos de 8-10 y se guardan en un sitio seco.
El frío y las heladas son un desaliento para muchas especies. Aunque no se piense en hacer nuevas plantaciones, conviene limpiar los macizos, retirando las plantas viejas y aireando el suelo. Antes de que lleguen las heladas y no se pueda trabajar el suelo hay que arrancar las plantas, o lo que quede de ellas, de raíz, con la mano o con una horquilla. Mojar el terreno antes ayudará a que salgan con más facilidad. A continuación se voltea la tierra, retirando los hierbajos al mismo tiempo. Tanto si se va a plantar en primavera con si no, es aconsejable pasar el rastrillo al suelo para dejarlo limpio y ordenado.

Limpiar las hojas secas del jardín
Las hojas secas aparecen principalmente cuando llega el otoño, la llegada del invierno supone un problema para muchos hogares que poseen jardines con arboles. Eliminar todas las hojas del suelo es una tarea agotadora, que generalmente dejamos para último momento. Sin embargo, te daremos unos consejos para tener el jardín siempre en perfectas condiciones a pesar de la manta de hojas que hay en el suelo.

Las hojas secas crean una protección natural del césped, ya que reduce el efecto de las heladas, reduciendo el traspaso de las bajas temperaturas al suelo, y además ayudan a conservar la humedad de la superficie terrestre. Las hojas secas también son beneficiosas ya que al que al descomponerse, permiten abonar el suelo. Por eso, si las hojas en el suelo no te molestaran, lo ideal sería dejarlas en el suelo hasta que termine el invierno y esperar la llegada de la primavera que haga rebrotar la flora de tu bello jardín.

Si definitivamente, lo que deseas es eliminar las hojas, necesitas unas rastrillas para hacer grandes montones de hojas secas. Luego, puedes entretenerte en pisar los montones de hojas secas para así minimizar el tamaño, optimizando el uso de las bolsas para retirarlas a la basura. Si dispones de una podadora de césped, te puede servir para triturarlas y facilitarte la tarea de embolsarlas.